Páginas

martes, 26 de abril de 2011

Vid(t)aminas

La vida debe tener una serie de vitaminas, minerales y proteínas, que aportan salud y energía, y en la mayoría de los casos, felicidad, ya que hay gente que se alimenta de vidas de gente que vive, sin saberlo, para dar de comer a otras. Es la ley del más fuerte llevada al mundo humano moderno.

En el mundo hay dos clases de personas, las que saben que están vivas y las que viven. Es bastante normal encontrar personas que viven, pero de vez en cuando, te topas con alguna, que sabe, totalmente consciente, que está viva, y puede hacerle feliz, o puede sentarle en el banquillo de la muerte. Creo que la armonía debe estar en ser consciente de estar vivo, y a la vez, vivir, aunque esto es bastante difícil en los tiempos que corren. La formula está en una serie de recomendaciones que, por encima de todo, hay que desobedecer, pues esa es la primera recomendación. Atenerse a unas normas que alguien a inventado...? que alguien a dicho...? y el resto a aceptado como correctas...? Es la prueba de que vivimos para otros. Atenerse a normas... nunca, solo a las tuyas.
Vivir es hacer lo que te apetece en cada momento, y al menos, adecuar tu vida a lo que te va a apetecer, con el límite de que no puedes vivir para el futuro, porque es algo que llegará, no que ha llegado, y la vida es presente.
Sonreir? para qué. Sonríe a quien te ha hecho sonreir. Abraza a quien te abraza y comparte tus mejores momentos con quien los comparte contigo. Creo que es vital dejar de ser esa figura clásica de justiciera pacifista que el sistema nos pincha es vena. No en estos tiempos. Al final lo que acabamos es obedeciendo para que otros que no nos han hecho sonreir o no nos han abrazado vivan. Confiar o no en la gente ya es otra cuestión.

El sentido de la vida en un momento.

1 comentario:

  1. Me gusta poder leer cosas así a primera hora de la mañana.

    ResponderEliminar