Páginas

viernes, 5 de agosto de 2011

SOL. 5 DE AGOSTO.

Otro día más de protesta. Otro día en el que nos hemos juntado varios cientos de soñadores para gritar por un mundo mejor. Normalmente, estos días acaban bastante neutrales, o directamente mal, como ayer en el que la policia cargó causando varios heridos (entre ellos un hombre de casi 70 años que hoy hemos visto en una silla de ruedas en la manifestación), y otros tantos detenidos. Pero otras acaban bien, como la de hoy.
Todo apuntaba a una manifestación más, pero con más odio acumulado y más rabia, esa rabia que, día a día, crece por el hecho de no haber avanzado nada desde el día anterior. Pero la ilusión no se piede, la esperanza siempre está ahí, y otra vez, en la Cuesta de Mollano fuimos convocados para volver a armarla. El objetivo, el ministerio del interior, donde había tenido lugar la violencia policial la noche anterior. Nos ponemos en marcha, cortando el tráfico en la glorieta de Atocha. Avanzamos por el Paseo del Prado vociferando los ya conocidos por todos, rimas y eslóganes del movimiento. "Que no nos representan", "Esto es Esperanza, y no la presidenta", "Rubalcaba, tienes un marrón", "Se va a acabar la paz social"...
Rodeamos Neptuno, y más adelante la Cibeles. La policía protege bien las Cortes, pero hoy ese no es nuestro objetivo. Subimos por Recoletos, Colón y La Castellana. Es en este último dónde se encuentra el ministerio. Una barrera policial lo guarda de nuestra supuesta "violencia". Nos ponemos frente a ellos. Los eslóganes cambian. "Vergüenza", gritamos. Tras un minuto de silencio, un pensamiento único nos invade. Vamos a Sol.
Volvemos sobre nuestros pasos después de haber pegado varios carteles en los alrededores del ministerio. Un policia nacional habla con varios de nosotros. Nos dice que el está de acuerdo con nosotros, y que no es el único, y que nunca haría nada sin ninguna justificación. Habla de más cosas que no consigo oir. La gente le aplaude y le invita a venir con nosotros. Le dan las gracias. Es un trabajador al fin y al cabo.
Giramos en Cibeles para coger la Calle de Sevilla con una sola cosa en la cabeza. Cada vez más cerca de Sol, se oye un rugir de gente, un sonido que trae buenas noticias. A los pocos minutos, un segundo, y, al tercero ya supe que pasaba porque fuimos nosotros quien lo producimos.
Las barreras policiales de Sol habían desaparecido. Solo la tipica fila protegiendo el edificio del reloj. La plaza estaba tal como la tomamos el 15 de Mayo.
La gente lo celebraba. En seguida, la estatua del caballo rebosaba carteles, y, poco después, una mesa con la I de infamación se puso en el unto dónde se encontraba Infosol. Nos sentamos alrededor e hacemos una asamblea, una asamblea multitudinaria. Son las 23:00 de la noche del 5 de agosto. Alguien dice, "ya no somos el 15-M, ahora somos el 02-A, o el 05-A, que queda más bonito". Son las fechas en las que se nos fue arrebatado y recuperamos el simbolo del movimiento, el simbolo de un mundo más justo, el simbolo de la paz y de la lucha organizada. Un simbolo que el planeta necesitaba para recordar a nuestros líderes quienes somos y el poder que tenemos.

Esta noche ha salido el sol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada